900x100

1709577331

Eficientizar procesos como clave de sustentabilidad

El productor Pablo Etcheberry es otro de los disertantes de La Ganadería que Viene 2024. La búsqueda de eficiencia es un estilo de vida para él, que lo llevó a crear su empresa Pensagro con presencia en 25 países. Conocelo más en esta entrevista a fondo.  

Seguimos presentándote a los disertantes que estarán presentes en La Ganadería que Viene 2024, que tendrá lugar en Olavarría los días 13 y 14 de junio, y que tendrá como eje central el tema "Empresa Ganadera Sustentable, desde lo humano, lo económico y lo ambiental". Podés inscribirte de manera gratuita ingresando a www.laganaderiaqueviene.com.ar


El cierre de la jornada del jueves 13 en la Sociedad Rural de Olavarría estará a cargo del reconocido productor Pablo Etcheberry, verdadero referente a la hora de eficientizar procesos de manejo ganadero, al punto que llegó a crear su empresa Pensagro a través de la cual comercializa sus desarrollos en 25 países.


Etcheberry es de oriundo de Pellegrini, provincia de Buenos Aires, y su vínculo con el campo arrancó a los dos días de haber nacido, ya que fue llevado al establecimiento Santa Marta donde vive con su familia hasta el día de hoy. El campo arrancó con su bisabuelo, su abuelo y actualmente pertenece a su madre.


Al igual que el campo, la otra cosa que corre por las venas de Pablo Etcheberry es la pasión por eficientizar. "Esto viene de varios lados. Por un lado, me gusta mucho competir, lo he hecho en muchas actividades, y en casi todas he competido contra el tiempo. Por ejemplo, en motocross hoy las motos tienen todas la misma potencia, las mismas cubiertas. Lo que te hace ganar una carrera son los procesos, frenar un milisegundo menos, acelerar un milisegundo antes, al final de cada vuelta cada milisegundo es un centisegundo, y al final de la carrera son segundos de ventaja", explica.


A esta reflexión de corte más general, Pablo le añade un aspecto bien concreto: darle valor al propio tiempo. "En lugares como Estados Unidos, donde he trabajado, el tiempo se valora. Te pagan 20 dólares la hora, entonces mandarte una macana de media hora tiene un costo de 10 dólares. Puede ser algo simple, como olvidarte la tenaza y darte cuenta al final del campo y tener que ir a buscarla. Ese cúmulo de cosas me llevó a sistematizar todo de la manera más lógica y eficientemente posible para en un día de trabajo", agrega.


Poder hacer más, de mejor manera y en menos tiempo no solo es más eficiente en términos de rentabilidad sino que tiene un impacto mucho en la más profundo -sobre todo a nivel de las nuevas generaciones- en sustentabilidad de la propia empresa en el tiempo: hacer que las cosas sean más fáciles y más llevaderas es clave para que las empresas intensificadas no agobien a los empresarios con sus requerimientos. 


"Eficientizar procesos es fundamental en una empresa ganadera porque si el campo maneja nuestro tiempo, si no es rentable, si da mucho trabajo y no es divertido, nuestros hijos no van a querer seguir en el campo y nosotros no vamos a disfrutar lo que hacemos", subraya Pablo Etcheberry con conocimiento de causa.


"Cuando uno transforma el campo en fácil, lindo, divertido, eficiente, todo se va tiñendo de un color muy lindo y todo el mundo quiere hacer los trabajos. En carpintería, es pasar de un serrucho a la sierra eléctrica, esa es más o menos la diferencia. Cuando todo anda bien, el bolsillo pasa a andar bien. Siempre digo a mis amigos, que me cargan de mi forma de trabajar porque yo les digo que no salgo con frío al campo, no salgo con calor, no salgo con rocío y no salgo el día de lluvia, pero así todo hago cuatro cambios por día. Y bueno, todo eso es gracias a la eficientización", remarca.


"Hoy uno ve muchos ganaderos que salen a las 6 de la mañana y vuelven a las 7, 8 de la tarde y la mayoría de los días sin haber podido arreglar todo en el campo o muchas veces ir a ver las aguadas y que todo eso esté bien y volverse para el pueblo. Ahí no está la rentabilidad, ahí no está el dinero. Así que bueno, eficientizar es muy importante", agrega.


Esta vocación, sumada a grandes dosis de ingenio, lo llevo a desarrollar toda una serie de implementos y artefactos que empezaron a asombrar a propios y ajenos, al punto de que su trabajo evolucionó de manera natural hacia una producción industrial de estos aparatos y los procesos relacionados a su implementación. Ese desarrollo tiene nombre, y es Pensagro.


"Las soluciones fueron dándose en función de mis necesidades. Yo vivía en Pellegrini y trabajaba en una planta de balanceados en Pellegrini… a la mañana tenía que ir al campo, 15 kilómetros, cambiar las vacas, volver a la planta de balanceados, trabajar casi todo el día, y a la tardecita ir al campo otra vez, armar la parcela y demás, para el día siguiente volver a cambiar las vacas. Yo necesitaba que alguien me cambie las vacas a la mañana, era una primera gran solución, que logré con una vela automática. Empezó siendo un prototipo de madera, muy muy feo [risas] y terminó en lo que es hoy", explica. 


"Después, en invierno me vi en la necesidad de abrir tres tranqueras, dar cinco rollos por día, empecé a sumar y solo de ese trabajo tenía una hora veinte de pérdida sin contar el carreteo. Ni hablar el costo de combustible, el cansancio, desgaste de embrague, frenos y la seguridad personal. Ahí es donde surgió el segundo invento, que fue un tranquerón automático de electropiolín, con control remoto lo bajo y lo subo y pasamos por ahí arriba. Eso se lo conté a un amigo y mi amigo fue el que me empujó a hacerlo masivo, venderlo y crear esta empresa que se llama Pensagro. Y hoy vendemos una gran variedad de productos en veinticinco países", relata.


Además de su ingenio y su habilidad comercial, Pablo Etcheberry es una persona de gran carisma que ha sabido ganarse un lugar en el universo de las redes sociales, con gran cantidad de publicaciones donde comparte abiertamente sus ideas, sus desarrollos y prototipos, y recomendaciones para ganaderos.


"Si no fuese por las redes, tal vez yo no estaría en La Ganadería que Viene este año. Nosotros empezamos a comunicar desde el primer día y hoy nos siguen en tres o cuatro redes sociales, cerca de 300.000 personas. Pensagro es una empresa que no ha puesto un solo centavo en publicidad, porque realmente es una empresa que necesita de todo su ingreso para seguir funcionando, por los desarrollos nuevos y demás, y las redes han hecho el resto. Todo lo hemos comunicado, todo lo hemos mostrado por redes, y por las redes son los trabajos que llegan a Pensagro, las ventas de Pensagro y demás", asegura.


"A los que quieren arrancar y también para los que no quieren arrancar por miedo, que también paso, les diría que es como pasaba hace diez años con la caja automática del auto. La persona que te decía que no servía era porque no la había usado, y una vez que la utiliza se arrepiente de no haber arrancado antes. Y también es parecido a andar en bicicleta. Es normal que al principio las cosas no salgan bien, alguna caída, con rueditas o con ayuda de alguien es más fácil. Pero después la magia viene cuando aprendemos a andar en bicicleta, cuando nos damos cuenta que tenemos otro tipo de libertad. Si nunca intentamos aprender a andar en bicicleta o si lo intentamos, nos golpeamos y la dejamos, nada va a cambiar. Vamos a seguir como estábamos. Pero nunca hubiéramos hubiésemos sabido sobre lo lindo que es andar en bicicleta".


Desde ZonaCampo no podemos esperar a escuchar a Pablo Etcheberry en La Ganadería que Viene, de manera presencial con entrada libre y gratuita, o vía streaming en la web de la jornada. Y vos… ¿te lo vas a perder? 


ÚLTIMAS NOTICIAS

19 Junio 2024

 Resumen del Remate de Marcos Matteucci en General La Madrid con 1200 cabezas embretadas y el martillo de Juan José Ercazti

18 Junio 2024
La segunda edición del evento pasó por Olavarría, con participación de gran cantidad de público, empresas e instituciones. Dos sedes, disertantes de nivel internacional, un remate especial auspiciado por Angus y el cierre de una prueba pastoril Heref...
06 Junio 2024
La diarrea neonatal en el ganado representa un desafío significativo para la industria pecuaria en Argentina. Sus consecuencias van más allá de la salud individual del animal, impactando directamente en el manejo y la productividad del ganado en dife...
Diarrea neonatal: una enemiga que puede afectar ha...
Más 110 estudiantes participaron de la Escuela de ...
 

Eficientizar procesos como clave de sustentabilidad

El productor Pablo Etcheberry es otro de los disertantes de La Ganadería que Viene 2024. La búsqueda de eficiencia es un estilo de vida para él, que lo llevó a crear su empresa Pensagro con presencia en 25 países. Conocelo más en esta entrevista a fondo.  

Seguimos presentándote a los disertantes que estarán presentes en La Ganadería que Viene 2024, que tendrá lugar en Olavarría los días 13 y 14 de junio, y que tendrá como eje central el tema "Empresa Ganadera Sustentable, desde lo humano, lo económico y lo ambiental". Podés inscribirte de manera gratuita ingresando a www.laganaderiaqueviene.com.ar


El cierre de la jornada del jueves 13 en la Sociedad Rural de Olavarría estará a cargo del reconocido productor Pablo Etcheberry, verdadero referente a la hora de eficientizar procesos de manejo ganadero, al punto que llegó a crear su empresa Pensagro a través de la cual comercializa sus desarrollos en 25 países.


Etcheberry es de oriundo de Pellegrini, provincia de Buenos Aires, y su vínculo con el campo arrancó a los dos días de haber nacido, ya que fue llevado al establecimiento Santa Marta donde vive con su familia hasta el día de hoy. El campo arrancó con su bisabuelo, su abuelo y actualmente pertenece a su madre.


Al igual que el campo, la otra cosa que corre por las venas de Pablo Etcheberry es la pasión por eficientizar. "Esto viene de varios lados. Por un lado, me gusta mucho competir, lo he hecho en muchas actividades, y en casi todas he competido contra el tiempo. Por ejemplo, en motocross hoy las motos tienen todas la misma potencia, las mismas cubiertas. Lo que te hace ganar una carrera son los procesos, frenar un milisegundo menos, acelerar un milisegundo antes, al final de cada vuelta cada milisegundo es un centisegundo, y al final de la carrera son segundos de ventaja", explica.


A esta reflexión de corte más general, Pablo le añade un aspecto bien concreto: darle valor al propio tiempo. "En lugares como Estados Unidos, donde he trabajado, el tiempo se valora. Te pagan 20 dólares la hora, entonces mandarte una macana de media hora tiene un costo de 10 dólares. Puede ser algo simple, como olvidarte la tenaza y darte cuenta al final del campo y tener que ir a buscarla. Ese cúmulo de cosas me llevó a sistematizar todo de la manera más lógica y eficientemente posible para en un día de trabajo", agrega.


Poder hacer más, de mejor manera y en menos tiempo no solo es más eficiente en términos de rentabilidad sino que tiene un impacto mucho en la más profundo -sobre todo a nivel de las nuevas generaciones- en sustentabilidad de la propia empresa en el tiempo: hacer que las cosas sean más fáciles y más llevaderas es clave para que las empresas intensificadas no agobien a los empresarios con sus requerimientos. 


"Eficientizar procesos es fundamental en una empresa ganadera porque si el campo maneja nuestro tiempo, si no es rentable, si da mucho trabajo y no es divertido, nuestros hijos no van a querer seguir en el campo y nosotros no vamos a disfrutar lo que hacemos", subraya Pablo Etcheberry con conocimiento de causa.


"Cuando uno transforma el campo en fácil, lindo, divertido, eficiente, todo se va tiñendo de un color muy lindo y todo el mundo quiere hacer los trabajos. En carpintería, es pasar de un serrucho a la sierra eléctrica, esa es más o menos la diferencia. Cuando todo anda bien, el bolsillo pasa a andar bien. Siempre digo a mis amigos, que me cargan de mi forma de trabajar porque yo les digo que no salgo con frío al campo, no salgo con calor, no salgo con rocío y no salgo el día de lluvia, pero así todo hago cuatro cambios por día. Y bueno, todo eso es gracias a la eficientización", remarca.


"Hoy uno ve muchos ganaderos que salen a las 6 de la mañana y vuelven a las 7, 8 de la tarde y la mayoría de los días sin haber podido arreglar todo en el campo o muchas veces ir a ver las aguadas y que todo eso esté bien y volverse para el pueblo. Ahí no está la rentabilidad, ahí no está el dinero. Así que bueno, eficientizar es muy importante", agrega.


Esta vocación, sumada a grandes dosis de ingenio, lo llevo a desarrollar toda una serie de implementos y artefactos que empezaron a asombrar a propios y ajenos, al punto de que su trabajo evolucionó de manera natural hacia una producción industrial de estos aparatos y los procesos relacionados a su implementación. Ese desarrollo tiene nombre, y es Pensagro.


"Las soluciones fueron dándose en función de mis necesidades. Yo vivía en Pellegrini y trabajaba en una planta de balanceados en Pellegrini… a la mañana tenía que ir al campo, 15 kilómetros, cambiar las vacas, volver a la planta de balanceados, trabajar casi todo el día, y a la tardecita ir al campo otra vez, armar la parcela y demás, para el día siguiente volver a cambiar las vacas. Yo necesitaba que alguien me cambie las vacas a la mañana, era una primera gran solución, que logré con una vela automática. Empezó siendo un prototipo de madera, muy muy feo [risas] y terminó en lo que es hoy", explica. 


"Después, en invierno me vi en la necesidad de abrir tres tranqueras, dar cinco rollos por día, empecé a sumar y solo de ese trabajo tenía una hora veinte de pérdida sin contar el carreteo. Ni hablar el costo de combustible, el cansancio, desgaste de embrague, frenos y la seguridad personal. Ahí es donde surgió el segundo invento, que fue un tranquerón automático de electropiolín, con control remoto lo bajo y lo subo y pasamos por ahí arriba. Eso se lo conté a un amigo y mi amigo fue el que me empujó a hacerlo masivo, venderlo y crear esta empresa que se llama Pensagro. Y hoy vendemos una gran variedad de productos en veinticinco países", relata.


Además de su ingenio y su habilidad comercial, Pablo Etcheberry es una persona de gran carisma que ha sabido ganarse un lugar en el universo de las redes sociales, con gran cantidad de publicaciones donde comparte abiertamente sus ideas, sus desarrollos y prototipos, y recomendaciones para ganaderos.


"Si no fuese por las redes, tal vez yo no estaría en La Ganadería que Viene este año. Nosotros empezamos a comunicar desde el primer día y hoy nos siguen en tres o cuatro redes sociales, cerca de 300.000 personas. Pensagro es una empresa que no ha puesto un solo centavo en publicidad, porque realmente es una empresa que necesita de todo su ingreso para seguir funcionando, por los desarrollos nuevos y demás, y las redes han hecho el resto. Todo lo hemos comunicado, todo lo hemos mostrado por redes, y por las redes son los trabajos que llegan a Pensagro, las ventas de Pensagro y demás", asegura.


"A los que quieren arrancar y también para los que no quieren arrancar por miedo, que también paso, les diría que es como pasaba hace diez años con la caja automática del auto. La persona que te decía que no servía era porque no la había usado, y una vez que la utiliza se arrepiente de no haber arrancado antes. Y también es parecido a andar en bicicleta. Es normal que al principio las cosas no salgan bien, alguna caída, con rueditas o con ayuda de alguien es más fácil. Pero después la magia viene cuando aprendemos a andar en bicicleta, cuando nos damos cuenta que tenemos otro tipo de libertad. Si nunca intentamos aprender a andar en bicicleta o si lo intentamos, nos golpeamos y la dejamos, nada va a cambiar. Vamos a seguir como estábamos. Pero nunca hubiéramos hubiésemos sabido sobre lo lindo que es andar en bicicleta".


Desde ZonaCampo no podemos esperar a escuchar a Pablo Etcheberry en La Ganadería que Viene, de manera presencial con entrada libre y gratuita, o vía streaming en la web de la jornada. Y vos… ¿te lo vas a perder? 


ÚLTIMAS NOTICIAS

19 Junio 2024

 Resumen del Remate de Marcos Matteucci en General La Madrid con 1200 cabezas embretadas y el martillo de Juan José Ercazti

18 Junio 2024
La segunda edición del evento pasó por Olavarría, con participación de gran cantidad de público, empresas e instituciones. Dos sedes, disertantes de nivel internacional, un remate especial auspiciado por Angus y el cierre de una prueba pastoril Heref...
06 Junio 2024
La diarrea neonatal en el ganado representa un desafío significativo para la industria pecuaria en Argentina. Sus consecuencias van más allá de la salud individual del animal, impactando directamente en el manejo y la productividad del ganado en dife...
Diarrea neonatal: una enemiga que puede afectar ha...
Más 110 estudiantes participaron de la Escuela de ...