Administración agropecuaria: con yuyos, cualquiera es brujo

Situaciones como la sequía de los últimos meses ponen en jaque a muchas empresas. Frente a la escasez de recursos, la planificación y administración ordenada es la clave principal. para evitar el efecto de la "sábana corta"

Dicen que un marinero se recibe de tal, luego de haber atravesado una tormenta. Dicen que en la cancha es dónde se ven los pingos y que, con yuyos, cualquiera es brujo. El tema es qué pasa y qué se hace cuando los recursos no alcanzan y tenemos que sacar de un lado para poner en otro. La sábana corta.


La crudeza de la sequía de los últimos meses ha puesto contra las cuerdas a muchas empresas agropecuarias, tanto agrícolas con serios riesgos sobre los rindes de la fina, como ganaderas con falta de forraje y los consiguientes efectos rebote en índices productivos. Pero este tipo de situaciones, de un modo u otro se dan todos los años, y la diferencia nodal entre las empresas radica en la administración ordenada y la planificación.


"Con recursos suficientes es muy simple jugar, siempre tenemos algo para sacar de algún lugar y reforzar otro. En ganadería, por ejemplo, tener stock de rollos, un silo de picado, algo de grano para dar de comer nos permite ese juego, incluso pasturas diferidas. Cuando tenemos una planificación ordenada, en primer lugar ajustamos la carga a la oferta real de que disponemos, luego tratamos de mejorar el recurso forrajero para aumentarla carga si podemos, y en tercer lugar, se busca tener suficiente reserva para el caso de que venga un año complicado", aseguró el Ing. Agr. Gonzalo Fuentes de la empresa Agro Gestión Olavarría.


"Con la agricultura es un poco más complicado, aunque obviamente la planificación apuntala bastante porque se van rotando los cultivos, lo cual no solo nos permite la diversificación de los rindes sino que diversificás riesgo. En la chacra es importante tener un respaldo de grano frente a posibles adversidades, y al trabajar de manera ordenada se pueden hacer compras anticipadas, mejorar costos, asegurar stock y por ende, mejorar la rentabilidad", agregó su socio el Ing. Agr. Juan Pablo Peyrán. 


"La situación económica actual lleva a que los números sean muy finos tanto en ganadería como en agricultura, con atrasos de precios en un caso y diferencias de tipo de cambio entre lo que se produce y los insumos y repuestos en el otro. Esto, combinado con la adversidad climática termina siendo una combinación mortal", agregó Fuentes, subrayando que la mejora de márgenes a través de la planificación previa es prácticamente la única herramienta para estos casos.



Se esperan resultados magros para la cosecha de fina, las lluvias del mes pasado resultaron salvadoras y se estima que los rindes rondarán entre un 50% y un 75% de lo esperable, y el impacto de la falta de forraje invernal también se dejará notar en la productividad de los rodeos.


"Es momento de pensar en estrategias para cubrirnos si el año que viene es complicado. La planificación es una herramienta fundamental y siempre nos marca un rumbo, un norte. Si después algo falla por lo menos nos encontrará preparados. En caso de que el año sea bueno, nos da un poco de margen para cubrirnos frente a eventuales errores, y nos permite hacernos de reservas por si el siguiente no lo es tanto. Los años de bonanza todo es más fácil, y es dónde tenemos que hacer previsiones para los años malos, y en esto el orden y la planificación son cruciales. Llevar una administración ordenada es lo que permite que una empresa sea sustentable a lo largo del tiempo", expresó Peyrán.


"Por ejemplo, cuando en un campo ganadero tenemos la carga ajustada y poco recurso, el efecto lo vamos a ver el ciclo que viene, menos destete, menos kilos producidos, menores índices de preñez. Entonces, tenemos que adelantarnos a esto cuando sea posible, ver si es necesario hacer un destete precoz, suplementación estratégica, sembrar algo de maíz para picar, sorgo de verano para que se venga el campo. Hay muchas formas de planificar y generar un respaldo por si hace falta", apuntó Gonzalo Fuentes.


"Lamentablemente hay que atravesar situaciones como esta para que mucha gente tome conciencia de que es fundamental sentarse y planificar lo que vamos a hacer a largo plazo, incluyendo en este marco un plan a corto plazo y ver en función de eso las acciones inmediatas necesarias. Después el año o los años pueden ir fluctuando, pero tratamos de tomarlo como un norte e ir ajustando. Siempre tenemos que tener presente que habrá años buenos, años intermedios y años malos, y tenemos que estar preparados para sobrellevarlos", enfatizó.


"Respecto de este año, a pesar de que las lluvias vinieron bien y resultaron de alguna manera salvadoras, hay que tener cuidado. Estamos sembrando algunos lotes de gruesa y vemos que ya no hay humedad en el suelo, todo lo que llovió se absorbió muy rápido y no llegaron a cargarse los perfiles. Frente a la posibilidad de un verano seco, estamos cambiando algunas estrategias haciéndolas más conservadoras, pero con la planificación adecuada esto no nos toma por sorpresa", concluyó Peyrán.


Agro Gestión Olavarría

Instagram: @ agro_gestion_olavarria

Juan Pablo Peyran: 2284 55-1389

Gonzalo Fuentes: 2284 50-8804 


ÚLTIMAS NOTICIAS

02 Febrero 2023
Volkswagen Amarok arrancó el año liderando el segmento y metiéndose en el podio general. Toyota Hilux y Ford Ranger completaron el top five. Entre las tres representaron 18 de cada 100 ventas....
02 Febrero 2023
Comparativo a seis años de promedios de lluvias del mes de enero en el centro de la provincia de Buenos Aires, en base a los datos aportados por la comunidad de ZonaCampo. Presentado por Asociación de Cooperativas Argentinas.  ...
02 Febrero 2023
La firma azuleña concretó su primer remate del año de haciendas a la balanza en la feria de la Sociedad Rural de Azul con los siguientes resultados obtenidos...
Los desarrollos científicos en el agro velan por u...
Piden liberar las restricciones en cortes de expor...
 

Administración agropecuaria: con yuyos, cualquiera es brujo

Situaciones como la sequía de los últimos meses ponen en jaque a muchas empresas. Frente a la escasez de recursos, la planificación y administración ordenada es la clave principal. para evitar el efecto de la "sábana corta"

Dicen que un marinero se recibe de tal, luego de haber atravesado una tormenta. Dicen que en la cancha es dónde se ven los pingos y que, con yuyos, cualquiera es brujo. El tema es qué pasa y qué se hace cuando los recursos no alcanzan y tenemos que sacar de un lado para poner en otro. La sábana corta.


La crudeza de la sequía de los últimos meses ha puesto contra las cuerdas a muchas empresas agropecuarias, tanto agrícolas con serios riesgos sobre los rindes de la fina, como ganaderas con falta de forraje y los consiguientes efectos rebote en índices productivos. Pero este tipo de situaciones, de un modo u otro se dan todos los años, y la diferencia nodal entre las empresas radica en la administración ordenada y la planificación.


"Con recursos suficientes es muy simple jugar, siempre tenemos algo para sacar de algún lugar y reforzar otro. En ganadería, por ejemplo, tener stock de rollos, un silo de picado, algo de grano para dar de comer nos permite ese juego, incluso pasturas diferidas. Cuando tenemos una planificación ordenada, en primer lugar ajustamos la carga a la oferta real de que disponemos, luego tratamos de mejorar el recurso forrajero para aumentarla carga si podemos, y en tercer lugar, se busca tener suficiente reserva para el caso de que venga un año complicado", aseguró el Ing. Agr. Gonzalo Fuentes de la empresa Agro Gestión Olavarría.


"Con la agricultura es un poco más complicado, aunque obviamente la planificación apuntala bastante porque se van rotando los cultivos, lo cual no solo nos permite la diversificación de los rindes sino que diversificás riesgo. En la chacra es importante tener un respaldo de grano frente a posibles adversidades, y al trabajar de manera ordenada se pueden hacer compras anticipadas, mejorar costos, asegurar stock y por ende, mejorar la rentabilidad", agregó su socio el Ing. Agr. Juan Pablo Peyrán. 


"La situación económica actual lleva a que los números sean muy finos tanto en ganadería como en agricultura, con atrasos de precios en un caso y diferencias de tipo de cambio entre lo que se produce y los insumos y repuestos en el otro. Esto, combinado con la adversidad climática termina siendo una combinación mortal", agregó Fuentes, subrayando que la mejora de márgenes a través de la planificación previa es prácticamente la única herramienta para estos casos.



Se esperan resultados magros para la cosecha de fina, las lluvias del mes pasado resultaron salvadoras y se estima que los rindes rondarán entre un 50% y un 75% de lo esperable, y el impacto de la falta de forraje invernal también se dejará notar en la productividad de los rodeos.


"Es momento de pensar en estrategias para cubrirnos si el año que viene es complicado. La planificación es una herramienta fundamental y siempre nos marca un rumbo, un norte. Si después algo falla por lo menos nos encontrará preparados. En caso de que el año sea bueno, nos da un poco de margen para cubrirnos frente a eventuales errores, y nos permite hacernos de reservas por si el siguiente no lo es tanto. Los años de bonanza todo es más fácil, y es dónde tenemos que hacer previsiones para los años malos, y en esto el orden y la planificación son cruciales. Llevar una administración ordenada es lo que permite que una empresa sea sustentable a lo largo del tiempo", expresó Peyrán.


"Por ejemplo, cuando en un campo ganadero tenemos la carga ajustada y poco recurso, el efecto lo vamos a ver el ciclo que viene, menos destete, menos kilos producidos, menores índices de preñez. Entonces, tenemos que adelantarnos a esto cuando sea posible, ver si es necesario hacer un destete precoz, suplementación estratégica, sembrar algo de maíz para picar, sorgo de verano para que se venga el campo. Hay muchas formas de planificar y generar un respaldo por si hace falta", apuntó Gonzalo Fuentes.


"Lamentablemente hay que atravesar situaciones como esta para que mucha gente tome conciencia de que es fundamental sentarse y planificar lo que vamos a hacer a largo plazo, incluyendo en este marco un plan a corto plazo y ver en función de eso las acciones inmediatas necesarias. Después el año o los años pueden ir fluctuando, pero tratamos de tomarlo como un norte e ir ajustando. Siempre tenemos que tener presente que habrá años buenos, años intermedios y años malos, y tenemos que estar preparados para sobrellevarlos", enfatizó.


"Respecto de este año, a pesar de que las lluvias vinieron bien y resultaron de alguna manera salvadoras, hay que tener cuidado. Estamos sembrando algunos lotes de gruesa y vemos que ya no hay humedad en el suelo, todo lo que llovió se absorbió muy rápido y no llegaron a cargarse los perfiles. Frente a la posibilidad de un verano seco, estamos cambiando algunas estrategias haciéndolas más conservadoras, pero con la planificación adecuada esto no nos toma por sorpresa", concluyó Peyrán.


Agro Gestión Olavarría

Instagram: @ agro_gestion_olavarria

Juan Pablo Peyran: 2284 55-1389

Gonzalo Fuentes: 2284 50-8804 


ÚLTIMAS NOTICIAS

02 Febrero 2023
Volkswagen Amarok arrancó el año liderando el segmento y metiéndose en el podio general. Toyota Hilux y Ford Ranger completaron el top five. Entre las tres representaron 18 de cada 100 ventas....
02 Febrero 2023
Comparativo a seis años de promedios de lluvias del mes de enero en el centro de la provincia de Buenos Aires, en base a los datos aportados por la comunidad de ZonaCampo. Presentado por Asociación de Cooperativas Argentinas.  ...
02 Febrero 2023
La firma azuleña concretó su primer remate del año de haciendas a la balanza en la feria de la Sociedad Rural de Azul con los siguientes resultados obtenidos...
Los desarrollos científicos en el agro velan por u...
Piden liberar las restricciones en cortes de expor...